CategoriesArtículos

¿Cómo aumentar nuestras defensas?

Cómo aumentar tu inmunidad y defensas

La inmunidad es una preocupación, especialmente porque la temporada de resfriados y gripe está a la vuelta de la esquina. Nutrición significa darle a nuestro cuerpo las cosas que necesita para combatir infecciones o enfermedades y, de esta manera, aumentar nuestras defensas.

Siempre que los chicos comienzan un nuevo año escolar, es probable que interactúen con nuevas personas y traigan a casa nuevos gérmenes. A eso se suma el clima más fresco que se avecina y que nos mantendrá a todos adentro y en contacto más cercano entre nosotros.

En Yogibar compilamos una pequeña hoja de trucos sobre formas de ayudarte a ti y a tu sistema inmunológico a estimular y aumentar nuestras defensas:

  1. Dormir lo suficiente

El sueño actúa como un apoyo vital para tu sistema inmunológico. Es una oportunidad para que tu cuerpo se recargue y se reinicie. Según la Sleep Foundation, el sueño es una parte importante del descanso corporal que juega un papel crucial en el sistema inmunológico y contribuye tanto a la inmunidad innata como a la adaptativa. Funciona porque la respiración y la actividad muscular se ralentizan durante el sueño, lo que significa que el cuerpo puede transferir la energía que habría utilizado para esas actividades para fortalecer el sistema inmunológico.

  1. Hacer ejercicio regularmente

El ejercicio reduce el estrés. Algo simple como caminar o andar en bicicleta ayuda a aumentar la circulación de glóbulos blancos, lo que ayuda a desarrollar la respuesta inmunológica. El ejercicio también puede desintoxicar el sistema linfático. Combina esto con la energía obtenida a través del ejercicio y el cuerpo estará preparado para combatir los gérmenes con los que podría estar entrando en contacto. El ejercicio suave y de bajo impacto es tan efectivo como el ejercicio de alta intensidad.

  1. Minimizar el estrés

Cuando te estresas, el cuerpo crea la hormona cortisol, que está bien en pequeñas cantidades porque en realidad ayuda en pequeñas cantidades. Pero, ¿qué sucede cuando el cuerpo se sobrecarga y se acostumbra a la cantidad de cortisol? Se produce más inflamación y un sistema inmunológico disminuido. Puede minimizar el estrés a través de la meditación o el yoga durante quince minutos al día, lo que reduce la inflamación y aumenta la salud mental y física. También puede minimizar el estrés leyendo o trabajando en esfuerzos creativos.

  1. Lavarse las manos con frecuencia

Nos tocamos  la cara, especialmente los ojos y la nariz, todo el tiempo. Lavarse las manos es algo que todo el mundo debería hacer, especialmente al manipular superficies de alto contacto. Lavarse las manos con agua y jabón ayuda a prevenir la propagación de gérmenes.

  1. Come plantas

Las frutas y verduras están cargadas de antioxidantes y nutrientes que fortalecen y aumentan nuestras defensas naturales del cuerpo. Especialmente, los alimentos como el ajo, la betarraga y la cúrcuma ayudan a formar una línea de defensa contra los gérmenes que pueden aparecer en su espacio personal. Pero además, comer a base de plantas mejora la eficacia de los glóbulos blancos.

…Si bien estos pasos no eliminarán por completo la posibilidad de enfermarse, le brindarán a su cuerpo la mejor oportunidad posible para combatir los gérmenes y mantenerse saludable. Con la vida cotidiana cada vez más complicada, tu nutrición no tiene por qué serlo. Estimula tu sistema inmunológico y envía a los pequeños a la escuela con una sonrisa sabiendo que están protegidos.

Empiece a fortalecer tu sistema inmunológico ahora y elimine los gérmenes y las enfermedades antes de que le caigan encima en esta temporada de resfriados y gripe.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *